Cajay en Ancash

Cajay, en Ancash Perú, Cajay el Azul

Déjame ofrecerte, déjame invitarte a mi casa, de la plaza ahí­ no ma. Dice dulcemente Emiliana. Yo tengo una tiendita.

Varias curvas sortean los carros, urdiendo paso a paso su llegada hasta Cajay. La partida: desde una de las esquinas donde se detiene Maura día a día a expender el chocho o desde aquel costado donde don Gil deja pasar la festiva tarde situando la pierna derecha por delante del banco. Desde algún punto de Huari, los unos y los otros van a Cajay, de visita o de residencia.

Después tantito, en las puertas resultan parados la primera pisada y la primera mirada, lo pintan de color azúl, o azúl – celeste. El Cajay, dispara las curiosidades de allá adentro, del pecho, mientras sacude algún frí­o venidero desde las faldas y las gallinas medrosas con su gutural sonido por las esquinas animan la llegada y en media acera se sacuden para alegría de doña Sofí­a.

dsc00207

Sofí­a, expresiva y paciente saluda primero y fácilmente convoca la parla, su español lento sumergido en el quechua anima el espí­ritu de la visita. Arroja la primera pregunta de inmediato, y la comunicación va causando diferentes fisgoneos.

Como se dice ¿Qué haces en quechua? — Imata rureykanki responde complacida Sofía. imato ruyee. –No Imata ta rureykanki — ¿imara rura?, Emiliana corrige por segunda vez y por tercera vez Imata rureykanki.

¡Difí­cil es pue, si pue quechua, los ni’ niños captan muy fácil!. Yo antes solo quechua, hablaba, total, total no entendía; pa mi español también difí­cil pe, pero aura si poco a poco yo aprendó Y pa escribir un poco pesadito el quechua. Dice Sofí­a

–¿Y mujer como se dice?

–Warmi

–Y hermano

–Wuayuique

— Y hermana

–Nañayqui, contesta Sofí­a la risueña, en medio de la tarde que ya viene cayendo.

DSC04398

Subiendo por una de las callejas, saluda el burro y el caminante, poquitas miradas de incógnitas despiden. Allí­ está Emilio, cuenta los jornales: Antes costaba 10 céntimos el jornal dice, en faena trabajaban, había que buscar leña, ahora sembramos Eucalipto ya. Antes los primeros pobladores estaba don Pedro Aguirre que vivió mucho tiempo. Y acá celebramos a San Pedro de Cajay. Deben quedarse para la fiesta, para ir y venir hay carro todo el tiempo, dice Emilio.

Y se arrea mano a mano el ganado al corral y de cada quien llevamos adioses y promesas de nuevas bienvenidas.

DSC00209
–¿Y mujer como se dice? –Warmi –Y hermano –Wuayuique — 
¿Y hermana?
¿Y hermana?
dsc04393
–Nañayqui, contesta Sofí­a risueña en medio de la tarde que ya viene cayendo
DSC04397
Como se dice ¿Qué haces en quechua? — Imata rureykanki responde complacida Sofí­a. imato ruyee. –No Imata ta rureykanki
DSC04400
Antes los primeros pobladores estaba don Pedro Aguirre que vivió mucho tiempo. Y acá celebramos a San Pedro de Cajay
DSC00204
El azul Cajay se confunde con el cielo

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *