Después de vivir

¡Usted me va a perdonar!
Pero elogio viste de mis manos el mar
Nada dejo, todo me he de llevar
¿fortuna?, no será.
Una copa de vino y champán
Un pie en el Mantua y la mano en Huichapán
Los puestos ojos en el verde andar
Los labios de Beltrán, la risa y el trinar
¿fortuna?, no será.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *