El árabe y la negrita

Esta es una carta de una muchacha de Mochima del Estado Sucre en Venezuela, a su novio árabe que vive en Cumaná. Descubre en ella el amor, la añoranza y toda la belleza que guarda el Parque Mochima.

#venezuelahoy #venezueladepuntaapunta #venezuela


Mochima 25 de noviembre de 2019
Mi adorado Joseph


Amor mío estoy contando los días para volvernos a ver, te pienso con frecuencia y eres el que ocupa todos mis momentos.
Te cuento que estos dí­as he estado con gripe me he sentido bastante mal, creo que mi cuerpo no aguanta tanto tiempo en campañí­a del mar; es que fui a pescar con mi hermano , tu sabes el se dedica ahora a eso, como no es temporada alta par el turismo, claro como está la situación ya casi extranjeros no vienen por acá por Mochima.
Bueno entonces, dijimos que vamos a ir a pescar unos pulpos, y fino puej, nos metimos a mar abierto y vimos un par, mi hermano se sumergió y nada este se escapo rápidamente. Ufff! Eso es muy complicado oí­ste, uno porque no valora el trabajo del pescador, yo digo que, es uno de los más difí­ciles, pero eso sí­ trajimos unos cuantos pescados grandes, oiste. Después mejor nos metimos a nadar al fondo del mar a mi me encanta meterme a nadar al fondo del mar, allí­ descansas puej, puedes hacer como perrito, mover los pies como hacia arriba para no hundirte y así­ descansas también y después ya puedes seguir nadando si quieres. Allí­ hablamos y echamos broma y la cosa. ¡La pasamos fino!. Pero ¡Naguará! Ese poquito pescado que trajimos jajaja, no buscamos más porque acá hay mucho y eso que los pescadores sacan todos los días; el pueblo de Mochima se alimenta de pescado mayormente, esa es nuestra mejor proteí­na.
Pero fí­jate estuve mucho tiempo en el agua, con decirte que hasta me tope con unos corales que me cortaron la pierna, pero los corales cortan muy poquito, unos cortes como pellizcos, y no solo eso, me paso también que me agarró el agua mala, las que llaman medusas y ya te podrás imaginar, esta si pasa como pequeños corientazos como mordisquitos y te piiica la piel, pero bueno, igual y todo estuvo fino. Y así de tanto tiempo en el mar me dio la gripe, también será porque después de mucho tiempo me lancé mar adentro, con eso de que mi papá dejó de trabajar en el restaurante de la playa Blanca, en esa que te gusta tanto a ti, por cierto, sigue teniendo la misma agua cristalina, azulada y cero olas, ¡está  hermosa!
Yo tampoco he podido ayudar a mi mamá con la venta de empanadas, ella ya empezó a vender otra vez, porque ya se acerca diciembre y la gente viene mucho de Puerto Ordaz, Cumaná  y de otros lados, viene a visitar Mochima, les gusta mucho sus playas, comer pescado, las ostras, y el paisaje puej que tiene el mar, con rocas grandes y vegetación, realmente parece un lago azul en perfecta calma. Y eso puej te cuento, pero sabes te extrañé allí en el mar, me hubiera gustado que estuvieras para enseñarte a nadar muy allí en lo profundo y para mostrarte los delfines y las estrellas de mar, te hubiera cogido una estrella para que lo conozcas, ellas tienen la piel suave y delicada la puedes agarrar pero no la puedes sacar del agua porque se muere, hubieras quedado anonadado con tan solo verla, y los delfines son bien lindo, casi siempre se ven por acá; los lancheros de acá que trabajan haciendo las rutas turí­sticas dicen que debes tener suerte para verlos jajajaja. Yo creo que ellos no les lleva a los turistas hasta el lugar donde se ve los delfines y así puej pasa, demasiado tracaleros son, algunos cobran exagerado y no muestran nada, ni las tortugas que también se ven por acá, están allí­ nadando tranquilas.
Desde la orilla te escribo, desde el mismo muelle, me he sentado aquí para ver a los pececitos que saltan en el agua y a mirar las estrellas, porque esta noche hay luna y estrella, el cielo tiene montado un espectáculo esta noche solo faltas tu para que me rodees por mi espalda con tu cuerpo sentado detrás mío y me des un cálido beso en el cuello retirando con cuidado mi cabello negro, pero ya estaremos juntos amor mío, iré a Cumaná para la Fiesta de Antaño y quiero que paseemos de la mano viendo el joropo y comiendo hayaca, es que ya me provocó , ya estamos diciembre, sabes, la gente prepara hayacas en diciembre, sobretodo para Navidad.
Espero que tu y yo podamos bailar merengue que te gusta, aunque a mi me gusta la salsa, y ansio unos muchos besos tuyos Joseph, s que te extraño muchoooo, se que estas muy ocupado con tu venta de cosméticos y por eso no vienes a visitarme, trabajas mucho; me acuerdo cuando estas en la tienda la seriedad que pones, y cuando discutes con tu hermano yo no se que coño dices porque el árabe no se entiende nada, pero bueno por si acaso si están hablando mal de mi yo digo la suya he! Jajajaja
Amor nos vemos el sábado yo estoy rogando que llegue el sábado para verte cariño mío
Te quiero
Tu negra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *