En azul pleno, Celendí­n

En las llanuras de perfecto tablero de ajedrez, esta Shilico de azul pleno, casas altas y rectas, calles amplias le adornan, uno tras otro, sombrero de paja de copa alta, aleta ancha, rí­gido pero armonioso se desplaza. Faldas plisadas de entero encanto, chompas de colores y pantalones que cubren el frí­o amistosamente por entre las faldas, desfilan.

Hombres, marcan el paso por las mañanas, lento, con pantalón de tela y el mismo sombrero de paja toquilla quizá, unos con ropaje distinguido, entran en las oficinas muy de mañana, otros acompañan a las mujeres al mercado. Mujeres, van generando encuentros detrás de sus ventas; variopinto se desvela el movimiento constante, manos que dan y manos que reciben.

DSC04867_edited

Por las escaleras arriba en el tercer piso está doña Zolita Guevara, declarando poquita venta y mucho poder de flor blanca, es pa todo, dice ella. Mujeres van, mujeres vienen, mujeres quietas en las esquinas ocupándose de la cotidianidad, de los cuyes en intercambio, de los quesos y la chancaca, desde la más clara, hasta la más oscura y pequeñita.

2

 

Una amalgama de tiempo se apodera a cada paso, la pavesa de la historia se respira, pero el imperativo es el habitual quipe en la espalda y coloridos atuendos de cabeza a pies.

 


La cotidianidad en fotografí­a – Celendí­n – Cajamarca

 

DSC04813_edited
Por las escaleras arriba en el tercer piso esta doña Zolita Guevara

 

 

DSC04804_edited
Una amalgama de tiempo se apodera a cada paso

 

 

DSC04810_edited
uno tras otro, sombrero de paja de copa alta, aleta ancha, rígido pero armonioso, se desplaza

 

 

DSC04812_edited
chompas de colores

 

 

DSC04811_edited
coloridos atuendos

 

 

DSC04801_edited
mujeres quietas en las esquinas ocupándose de la cotidianidad

 

DSC04869_edited
Hombres, marcan el paso por las mañanas

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *