Mi E-book de poesía

Con una profunda sensación de sosiego y con alternadas emociones vengo a darles a conocer mi libro digital de poesía. Finalmente ya lo tengo listo. 🙂

Nos reunimos las mujeres y nos mostramos con todos nuestros matices, en este nuevo E – book de poesía 🙂

Esto de escribir es un trabajo bastante artesanal, me recuerda mucho los trabajos de tejidos que realizaban las mujeres en la Comarca de los Utac ( allí donde me crié). El primer paso era trasquilar las ovejas. El segundo paso escarmenar; la lana se colocaba cuidadosamente sobre la “loca”, nombre que la daban a un trí­pode de palos, raí­ces de algunos árboles que serví­an fielmente para estos afanes. Luego se pasaba al hilado con rueca, huso y tortero; así­ se llaman los instrumentos que realizan la fina labor de pasar la lana a su estado elegante, el denominado hilo. Y bueno, los siguientes pasos me parecí­an tan eternos e inacabables. Teñir el hilo con tintes naturales mediante un proceso minucioso y delicado; secar el hilo al sol. Y finalmente, ya, se podía ovillar, para urdir con estacas y en líneas muy derechas, y sí­, podí­amos tejer, en un lado el tejido y en otro la mujer, pasar y volver a pasar la callua y entre tantas horas de hacendosa labor, obtení­amos hermosas cobijas de lana de oveja.

En esta labor de escritura el primer paso a sido pensar sobre qué asunto quiero mostrar en palabras escritas. Pensé en muchas, en algunas, en ninguna. Y bueno, finalmente elegí­ mi asunto, que no es otra cosa más que, unos escritos hablando de sentires de mujeres, paso seguido, me puse en la labor de escarmenar, letra por letra, palabra por palabra, una y otra vez tratando de forjar algún escrito más o menos aceptable. Y bueno, pasé por el paso de la pintura que para mi fue la revisión, y así­, resultó urdiendo dando forma, sentido… el tejido vino por añadidura, es el mismo acto de dejar ahora sí, en estado acabado el asunto, algo así­ como dejar el poema puesto y la ilustración perfectamente acoplada. La callua ha seguido pasando ida y vuelta, vuelta e ida. Porque esta es, una cobijita pintoresca y tiene algunos adornos, eso es lo que no les comenté… el tiempo de tejido depende del punto que uses. Y bueno, poco a poco, lento, lento, me he acercando y he tejido la última hilera.

Y aqui, ya tengo con ustedes mi nuevo E- book de poesía, puesto fielmente para sus ojos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *