Rinconcito Llanacorino, en Cajamarca – Perú

Aquí­, un rinconcito Llanacorino está siempre a la espera de visita, en Cajamarca…

Medio escabulléndose de las empedradas callejuelas de Cajamarca, un tantito escapándose de Santa Apolonia, allá en lo Alto  del Cuarto del Rescate, allí­ por una de los trechos más abarrotados de ojos, pasos, cuestionarios y registros; como queriendo hundirse en los habituales rasgos de la vida en los andes. Por los meandros del camino que se acortan y cuando a ambos lados brota verde pasto para el ganado manso que se regocija temprano rumiando, se va llegando al Rinconcito Llanacorino.

El estupor va sobrecogido desde la entrada, cuando la primera pisada reza su nombre, vientecillo suave recibe y la festiva alegrí­a se traduce en encanto, de saberse en otro suelo, de contemplar miradas hondas y conducirse en una conversación cualquiera con las mujeres sentadas, no celebrando el descanso, más sí­, dando ocupación continua a sus manos que enhebran sueños, tejen quehaceres y enlazan amistosamente encuentros.

1


Mujeres de atuendos magní­ficos se agitan en su cálido papel de madres, escoltan, vigilan a sus retoños que gallardos desfilan por sus calles, entonando canción tras otra a la patria, a la tierra a alguna histórica contienda. Entre aplausos y risas, entre festejos y admiraciones van celebrando a viva voz.

11
…miradas hondas…

Por el parque mujeres de quipe y en las calles, en media esquina Fermina, cuenta su buena cosecha y sin soltar la mirada fijada en la rueca, con precisión hace la indicación para las caí­das de agua y traduce su admirable entusiasmo por la sopa verde con queso, sobre todo pua acá, mucho ganado hay pa la leche y el queso. Y en la otra está Justina invitando a paladear, y en frente un trecho para caminar: A las cataratas Hembra y Macho dice aquella de chompa granate, presta y cordial. Y subiendo, sale ella, de sombrero trabajando la tierra para pan llevar.

6
..se va llegando al Rinconcito Llanacorino…

Los eventos que acontecen en las calles son tremendamente particulares

8
…escoltan, vigilan a sus retoños que gallardos desfilan por sus calles,…
9
Mujeres de atuendos magníficos se agitan en su cálido papel de madres..
13
…entonando canción tras otra a la patria, a la tierra a alguna histórica contienda.
12
…en las calles, en media esquina Fermina, cuenta su buena cosecha
4
Por los meandros del camino que se acortan y cuando a ambos lados brota verde
3
Y subiendo, sale ella, de sombrero trabajando la tierra para pan llevar.
5
…como queriendo hundirse en los habituales rasgos de la vida en los andes.
10
Por el parque mujeres de quipe…
7
…y al frente un trecho para caminar…
14
A las cataratas Hembra y Macho dice aquella de chompa granate, presta y cordial.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *