PERÚ

ANCASH

LA LIBERTAD

CAJAMARCA

LORETO

JUNIN

SAN MARTÍN

ENTRADAS DE PERÚ

Aquí, un rinconcito Llanacorino está siempre a la espera de visita, en Cajamarca… Medio escabulléndose de las empedradas callejuelas de Cajamarca, un tantito escapándose de Santa Apolonia, allá en lo Alto  del Cuarto del Rescate, allí por una de los trechos más abarrotados de ojos, pasos, cuestionarios y registros; como queriendo hundirse en los habituales
En Cajabamba una Chinalinda sacude súbitamente su par de alas, y el olor a Capulí despierta los bolsillos de la memoria cuando ojos de choloque se fusionan con el paisaje bajito, dejando a propósito abierta a plenitud el cielo, el azul eterno desenfrenado abraza todo el firmamento y cada quién subiendo, sacando la cabeza, alzando

En azul pleno, Celendín

En las llanuras de perfecto tablero de ajedrez, esta “Shilico” de azul pleno, casas altas y rectas, calles amplias le adornan, uno tras otro, sombrero de paja de copa alta, aleta ancha, rígido pero armonioso se desplaza. Faldas plisadas de entero encanto, chompas de colores y pantalones que cubren el frío amistosamente por entre las
Chuita, es la agüita del pozo de Yanayacu, de figura antigua y fuente arcana de suficientes formas de cotidianidad, graderías le hacen compañía, para el colorado con su tierra de tonalidad, o para la plaza mayor, con su fuente y sus casas blancas de balcones al estilo colonial, corazón blanco, salón urbano de la previa
Etiquetado bajo: , ,
… Poray!, ¿Adonde bueno?, poray no má, vamos pa la pampa, pa unos nashos maduritos, amarariiillos andan, ¿Hoy ya es tiempo, es época?, ¡Anau! ¿no sabías pues? en estos tiempos por febrero ya los nashitos estan pal timbuche y pal dulce, ¡Llau!!, no digas graja, ¿quién pue tiene en la pampa?, ¡¡Abruto!!, desde ña Fernanda,
Kuélap para visitar Piedra, tras piedra de Sachapuyos arquitectos. Se tomaban un respiro para darle precisión a sus formas, en hilera traían la tierra, cargado unos, y otros a hombro piedras amontonaban; en faena continua el Kuelap iba logrando cuerpo; suavizaban y ornaban apariencias peculiares, las elevaciones nacían primero, seguidas de paredes circulares dispuestas a
SUBIR